miércoles, 9 de julio de 2014

Nuevo cuadro económico de la Santa Sede



Ciudad del Vaticano, 9 julio 2014 (VIS).-

Esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha tenido lugar una conferencia de prensa para presentar el nuevo cuadro económico de la Santa Sede. Han intervenido el cardenal George Pell, Prefecto de la Secretaría de Economía, Joseph F.X. Zahra y Jean-Baptiste de Franssu, respectivamente vice-coordinador y miembro de dicho Consejo y Ernst von Freyberg, presidente del Consejo de Superintendencia del Instituto para las Obras de Religión (IOR)

El cardenal George Pell ha anunciado nuevas e importantes iniciativas para mejorar la gestión económica y administrativa de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano. Estos cambios, puestos en marcha por la nueva Secretaría de Economía son fruto de un un análisis detallado de las conclusiones y recomendaciones de la Pontificia Comisión Referente de Estudio y de Guía para la Organización de la Estructura Económico-Administrativa de la Santa Sede (Co?ea) y se consideran esenciales para hacer frente a los riesgos y debilidades individuados y, al mismo tiempo, para crear en futuro una nueva plataforma para la mejora de la gestión económica. Todos los cambios han sido apoyados en las recientes reuniones del Consejo de la Economía (5 de julio) y del Consejo de Cardenales (1-4 de julio) y cuentan con la aprobación del Santo Padre.

Los cambios atañen al APSA (Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica), al Fondo de Pensiones, a los medios de comunicación del Vaticano y al Instituto para las Obras de Religión (IOR)

El Prefecto de la Secretaría de Economía manifestó su satisfacción porque el Santo Padre haya aprobado estas importantes iniciativas. Además, tanto el cardenal Pell como el Consejo de Economía están agradecidos por el apoyo y la contribución constantes del Papa.

"Los retos son numerosos y el trabajo por hacer mucho -ha observado el cardenal- La Cosea ha recomendado que se afronten con urgencia varias cuestiones, entre ellas la transferencia de la Sección Ordinaria del APSA, el Fondo de Pensiones, los medios de comunicación del Vaticano y el IOR. El Santo Padre ha expresado claramente que estos cambios deben producirse con rapidez ".

El purpurado ha anunciado también la creación de una pequeña Oficina de Gestión de Proyectos (Project Management Office, PMO), dirigida por Danny Casey, ex ''business manager'' de la arquidiócesis de Sydney, para implementar y presentar algunos de los cambios propuestos, a partir de la transferencia de la Sección Ordinaria del APSA a la Secretaría de Economía La PMO responderá directamente al Prefecto de la Secretaría de Economía.

En septiembre de 2014, la Secretaría de Economía comenzará a preparar el presupuesto para el año 2015. El objetivo es que todos los dicasterios y las administraciones redacten un presupuesto al que atenerse durante todo el año. El gasto (en la estructura acordada) será responsabilidad de cada dicasterio y administración. El gasto será comparado con el presupuesto en curso durante el 2015 y todo exceso eventual de gasto será responsabilidad del dicasterio o de la administración en cuestión.

"Tenemos muchas ganas de seguir adelante con este trabajo en los próximos meses'', ha concluido el cardenal Pell.

Ofrecemos ahora un extracto de los cambios en los diversos sectores, empezando por la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA)

La Sección Ordinaria del APSA se transfiere a la Secretaría de Economía. Es un paso importante para que la Secretaría de Economía ejerza sus responsabilidades de control económico y vigilancia de los organismos de la Santa Sede, incluidas las políticas y procedimientos de adquisición y la distribución adecuada de los recursos humanos como se define en el Motu Proprio ''Fidelis dispensator et Prudens''. El resto del personal del APSA centrará sus actividades exclusivamente en el papel de Tesorería de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano. Una importante tarea inicial será la de continuar estableciendo estrechas relaciones con los principales bancos centrales, según lo recomendado por MONEYVAL, para seguir garantizando la liquidez y la estabilidad financiera de la Santa Sede. Todos los institutos soberanos tendrán una cuenta en el APSA que tendrá funciones de tesorería para dichos institutos.

Por cuanto respecta al Fondo de Pensiones, el Consejo de Economía ha nombrado un comité técnico para estudiar la situación de dicho fondo y formular propuestas al Consejo de Economía dentro del año en curso. El Consejo ha reconocido que las pensiones actuales y de la próxima generación están aseguradas, pero el fondo debe garantizar que haya suficiente disponibilidad para las generaciones futuras en un mundo en evolución continua. Muchos países occidentales han debido enfrentar desafíos del sistema de pensiones en los últimos años. Se prevé que los nuevos estatutos estén listos para el final de 2014 con el fin de adaptar la organización del Fondo de Pensiones a la nueva estructura económico-administrativa de la Santa Sede.

El comité técnico estará encabezado por el Secretario prelado del Consejo, monseñor Brian Ferme. Cuatro expertos laicos contribuirán con su experiencia profesional y sus competencias Kotanko Bernhard (Austria), Andrea Lesca (Italia), Antoine de Salins (Francia) y Nino Savelli (Italia). Además, habrá representantes del Consejo de Economía, de la Secretaría de Estado y del Fondo de Pensiones.

Otro apartado es el de los medios de comunicación del Vaticano y hoy se ha anunciado el nombramiento de un comité para proponer una reforma de los mismos. El comité emitirá un informe y un plan de reforma en los próximos 12 meses, después de haber examinado la relación de la Co?ea. Los objetivos son adecuar los medios de comunicación de la Santa Sede a las nuevas tendencias del sector, mejorar la coordinación y lograr de manera progresiva y significativa considerables ahorros financieros. Teniendo en cuenta los resultados positivos de iniciativas recientes, como la PopeApp y la cuenta de Twitter del Santo Padre, se fortalecerán los canales digitales para asegurar que los mensajes del Papa estén al alcance de los fieles de todo el mundo, especialmente de los jóvenes.

Los miembros del comité se han seleccionado entre el personal del Vaticano y expertos internacionales de alto nivel. Han sido nombrados por su competencia en la comunicación, lo que refleja la universalidad de la Iglesia Católica. Los expertos internacionales son Lord Christopher Patten (Reino Unido, que será el presidente del comité), Gregory Erlandson (EE.UU.), Daniela Frank (Alemania), el padre Eric Salobir OP (Francia), Leticia Soberón (España, México) y George Yeo (Singapur) . El personal del Vaticano está formado por : monseñor Paul Tighe (Secretario del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, que será el secretario de la comisión), James Ghisani (Radio Vaticano), monseñor Carlo Maria Polvani (Secretaría de Estado), monseñor Lucio Adrián Ruiz (Servicio Internet de la Santa Sede) y Giovanni Maria Vian (L'Osservatore Romano).

Por cuanto se refiere al Instituto para las Obras de Religión (IOR), después de la confirmación de la misión de IOR por el Santo Padre el 7 de abril 2014 y bajo la guía de la Secretaría de Economía y del Consejo de Economía, el IOR anunció el plan para la siguiente fase de desarrollo.

El Consejo de Cardenales del Santo Padre (C9), la Secretaría de Economía, la Comisión de Vigilancia de los Cardenales y el actual Consejo de Superintendencia del IOR han decidido conjuntamente que dicho plan debe ser realizado por un nuevo grupo dirigente liderado por Jean -Baptiste de Franssu. De Franssu asumirá el cargo de nuevo presidente del IOR el 9 de julio de 2014. Ernst von Freyberg ha aceptado cumplir un período de transición para garantizar un adecuado traspaso de poderes.

Jean-Baptiste de Franssu ha afirmado: ''Es un honor haber sido llamado a poner en marcha los cambios que hoy son necesarios para transformar ulteriormente el IOR en un proveedor especializado de servicios para la Iglesia."

Durante los próximos tres años, se revisarán los estatutos del IOR y las actividades se reestructurarán siguiendo tres prioridades estratégicas: Fortalecer los negocios (business) del IOR; desplazar gradualmente la gestión del patrimonio a una nueva y central ''Vatican Asset Management'' (Gestión de Activos del Vaticano, VAM) con el fin de superar la duplicación de esfuerzos en este campo entre las instituciones vaticanas; concentrar las actividades del IOR sobre las asesoría financiera y sobre los servicios de pago para el clero, las congregaciones, las diócesis y los empleados laicos del Vaticano.

El IOR se encuentra en una fase de transición tranquila. La primera fase de las reformas, impulsadas por Ernst von Freyberg, ha concluido. Se han registrado excelentes avances gracias a la adhesión a las normas internacionales; la transparencia así conseguida es evidente en el segundo informe anual que ha sido completamente revisado por Deloitte. Se ha puesto en marcha un nuevo sistema de lucha contra el lavado de dinero y se sigue haciendo todo lo posible para conformarse a la normativa vigente. El Departamento de Compliance (Cumplimiento) Interno, con la asistencia de Promontory, ha examinado detenidamente 18.000 clientes. El liderazgo de Von Freyberg ha preparado el terreno para el inicio de la siguiente fase guiada por el presidente electo Jean-Baptiste de Franssu que se dedicará a tiempo completo a su nueva tarea. Debido a otros compromisos, el presidente von Freyberg no puede dedicarse a tiempo completo al IOR.

En las diversas instituciones financieras que responden a la Secretaría de Economía se ha seguido un patrón general de experta cooperación entre clero y laicos. La naturaleza exacta de esta cooperación en el gobierno del IOR está aún por determinar. Los cinco miembros de la Comisión de Cardenales continuarán participando y se les unirá el cardenal Josip Bozanic de Zagreb, Croacia. Estos miembros son: los cardenales Santos Abril y Castelló (arcipreste de la basílica papal de Santa María la Mayor), Thomas Christopher Collins (arzobispo de Torontom Canadá), Pietro Parolin (Secretario de Estado), Christoph Schönborn (arzobispo de Viena, Austria) y Jean-Louis Tauran (Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso).

Se nombrarán seis nuevos miembros laicos para el Consejo del IOR, entre los cuales Jean-Baptiste de Franssu (Francia, con el cargo de presidente), Clemens Boersig (Alemania), Mary Ann Glendon (EE.UU.) y Sir Michael Hintze (UK) .


Monseñor Alfred Xuereb, secretario general de la Secretaría de Economía, será secretario sin derecho a voto del Consejo de la IOR. Monseñor Battista Ricca sigue siendo el Prelado del IOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario